Google Campus, en busca del emprendimiento

Gran noticia para el emprendimiento, Google tras el éxito de los Campus de Londres y Tel Aviv, ha publicado en los diferentes blogs corporativos la apertura de nuevos campus en Warsaw, São Paulo, Seul y Madrid para 2015. Sin lugar a dudas, una muestra más del interés de Google en la creación, apoyo y desarrollo de nuevas empresesas. ¿Qué son los  Google Campus? Google desde hace años lanzó su línea de Google Entrepeneurs, con el fin de dar apoyo al emprendimiento, a través de  la creación y difusión de contenidos, así como la celebración de eventos y programas por todo el mundo; y dentro de esta línea se encuadra los campus.

Campus_Londres_Infografía

Infografía del London Google Campus con los resultados del 2013

¿Qué son los Google Campus?

Concretamente son espacios físicos con la finalidad de crear un entorno propicio para los emprendedores a través no sólo de infraestructuras y espacios de trabajo, sino también por medio de programas de mentoring, conferencias de experto, favoreciendo el networking y la colaboración, convivencia e intercambio de experiencias, entre los miembros del campus, y también siendo un canal de atracción de inversores, entre ellos El primero de los Google Campus se encuentra en el número 5 de la calle Bonhill de Londres, donde podemos encontrar un edificio de 5 plantas en el cual en el 2013 se recaudaron 34 millones de Libras de inversores para dar apoyo a las start-ups alojadas, cuenta con 22.400 miembros registrados, se han hospedado 2.000 empresas, de las cuales 1.000 han recibido asesoramiento de personal de Google, y 70.500 personas han atendido a los eventos organizados en las instalaciones. El exito aportado por el campus de Londres, y el posterior campus de Tel Aviv,junto el desembarco de Google Ventures en Europa, ha llevado a la compañía estadounidense a plantearse replicar la experiencia en otros puntos de Europa, América Latina, y Asia.  Como ha indicado el Eric Schidmt  en el pasado The South Summit, celebrado en Madrid, “Sabemos la respuesta: más emprendedores representan más creatividad y eso supone más empleo”

Pequeños y grandes jugadores en el mismo mercado

Actualmente el mercado evoluciona a una gran velocidad, empujado por los gustos cambiante de la demanda y una oferta que se renueva de manera continua. Ante un entorno de estas características, las compañías deben tener una gran capacidad de reacción y adaptación, habilidades que por regla general se van diluyendo con el crecimiento y consolidación de las compañías. Éstas, a pesar de contar con los recursos suficientes para abordar estos proyectos de cambio, en contrapartida, sus estructuras de gran dimensión y burocratizadas por un sistema de gestión ineficiente, les imprime una falta de velocidad considerable frente a nuevos competidores. La flexibilidad, la creatividad (en productos y en negocio) y la cercanía al mercado son los factores clave de éxito de las pequeñas compañías incipientes, especialmente en los sectores relacionados con economía digital donde la inversión, los costes fijos y las barreras de entrada son ínfimos, determinando que cualquier start-up con un buen modelo de negocio, con una buena razón de ser, pueda convertirse en el próximo gran jugador, como ocurrió con Facebook, o que redefina las normas del mercado, como han sido el caso de Airbnb, Blabla Car, o Uber, entre otras.

Las grandes multinacionales son conscientes de esta situación, por ello llevamos viendo durante años, la compra de incipientes empresas, a veces incluso sin un modelo claro, por parte de los grandes, Apple ha comprado 24 empresas en los últimos 18 meses, Google 28 en lo que llevamos de 2014 … Además, ahora, nos encontramos con iniciativas como las enmarcadas en Google Entrepreneurs, o los Centros de Innovación Abierta de Samsung, donde se da un paso más con la creación de programas, incubadoras o empresas de capital riesgo para potenciar, desarrollar, inculcar una serie de valores, saber-hacer y buenas prácticas, y por qué no, que puede acabar con una oferta de compra. Las grandes multinacionales se adaptan para hacer frente a priori de una situación que les es desvetanjosa, para crear un entorno de colaboración mutuamente positivo entre ambas partes, donde unos reciben recursos y conocimientos, y otros frescura e innovación; y que puede originar diversos estadios futuros (adquisiciones, alianzas, colaboraciones…)

El emprendedor en la economía

Sin lugar a dudas, la noticia de una iniciativa como la de Google, es una buena nueva, al igual que todas las relacionadas con proyectos para apoyar la creación de tejido empresarial son bienvenidas. Especialmente cuando los índices de crecimiento, de desempleo o el grado de innovación no acompañan de unos resultados adecuados. La introducción de reputados actores privados en el mundo del apoyo a las empresas de nueva creación, no hará sino incrementar la competencia en un mercado, el de las incubadoras y el capital riesgo, que redundará en mejores servicios y oportunidades para los clientes (los futuros empresarios) que dispondrán un mayor número de opciones para apoyar a su proyecto.

office-hours

Sesión de mentoring en el Google Campus de Londres

La creación de nuevas compañías, productos y servicios es una actividad esencial para crear riqueza en un país, por ello todas las iniciativas, público y privadas, para crear el emprendimiento deben ser bienvenidas. No obstante, también debemos ser muy exigentes y críticos con el fenómeno emprendedor. No es mejor la economía que tiene el mayor número de emprendedores, sino aquella que tiene una tasa de emprendimiento razonable, con unos ratios de supervivencia y crecimiento de las iniciativas adecuado para la creación de empleo y riqueza.  Por ello debemos adoptar los mecanismos necesarios (medios de financiación, formación, disminución de la presión fiscal, disminución de la burocracia administrativa…) para favorecer y potenciar esta actitud, estas iniciativas, pero evitando que se convierta en la nueva burbuja que hoy nos permita mejorar algunos indicadores económicos, pero que mañana supongan un problema en la recaudación fiscal y el origen de una nueva crisis económica.

Deja un comentario