Electric Objects: Cuando el arte se hace digital

Hoy navegando por Kickstarter he encontrado un proyecto que ha llamado la atención: “Electric Objects: A computer made of Art“. La start-up de Jack Levine busca traer una nueva pantalla a nuestro hogares.

Lo que nos presenta Electric Objects en su proyecto de Kickstarter es la vuelta del marco digital de 23″  Full HD que evita los brillos y con un pequeño ordenador integrado con una CPU de 1GHz  Dual ARM Cortex-A9 , con WIFI y Bluetooth. El EO1, tiene un único propósito,  disfrutar del arte, sin teclados, sin ratón, y sin interrupciones de” tweets”, “me gustas”, eventos, notificaciones, o menús de las funciones principales del dispositivo que porta la obra.

“Vivimos en un mundo de distracciones, donde software y servicios compiten por cada ápice de nuestra atención. Nuestro hardware es cómplice. Diseñado para las explosiones de productividad y entretenimiento. Usamos las máquinas y las apagamos cuando hemos finalizado con ellas. Pero hay otra forma de vivir con las máquinas”- Jack Levine Fundador de Electric Objects.

Como muchos smartdevices el control del mismo se realiza a través de nuestro smartphones (iOS, y Android), desde los cuales podremos  actualizar lo que vamos a mostrar, ya se traten de obras ya publicadas en Internet o de nuestra propia creación. Y es aquí donde se encuentra el valor añadido del EO1, el ecosistema de instituciones y de artista que van a compartir sus obras dentro de la plataforma, y a la cual el propietario del EO1 pordrá acceder fácilmente. Actualmente ya se encuentran en negociaciones con New York Public LibraryBehanceGiphyMusuem Of The Moving ImageDiggto.beNicolas SassoonCasey ReasSara Ludy, Yoshi SodeokaPasquale D’SilvaErica GorochowPatrick Moberg.

Es una idea interesante, la que nos presenta el equipo de Jack Levine, un dispositivo concebido por y para el disfrute de creaciones artísticas de manera sencilla. Es sin lugar a dudas una muestra más de como Internet poco a poco se fusiona con los elementos que componen nuestra vida cotidiana sin alterar de manera disruptiva su funcionamiento. La pregunta es si, en un mundo de dispositivos multifuncionales con precios bastantes competitivos,  el E01, tendrá cabida.

Deja un comentario